22 de Febrero de 2018 21:16h

Trump quiere armar a los profesores para disuadir tiroteos en las escuelas

Donald Trump con supervivientes del último ataque a un colegio en EE.UU.Donald Trump con supervivientes del último ataque a un colegio en EE.UU.

EE.UU.- El presidente Donald Trump buscó clarificar su idea de dar armas a los educadores en los salones de clase para disuadir tiroteos en las escuelas, diciendo que quiere ver la posibilidad de dar "armas ocultas a profesores adeptos a las armas con experiencia militar o entranamiento especial".

Un día después del intercambio en la Casa Blanca con estudiantes y padres que han sido afectados por tiroteos en escuelas, Trump dijo en Twitter que el 20%, los mejores profesores, podrán hacer disparos inmediatamente “si hay un loco salvaje fuera a una escuela con malas intenciones”.

Nunca dije “dar armas a los profesores” como fue expresado en las noticias falsas CNN & NBC. Lo que dije fue mirar la posibilidad de dar “armas ocultas a profesores adeptos a las armas con experiencia militar o entrenamiento especial, solo los mejores, un 20% de los profesores podrían hacerlo.

Fotógrafos presentes en la reunión captaron la tarjeta que sostuvo Trump en sus manos durante parte de la reunión en la que no se comprometió a más que “ser muy fuertes” en las verificaciones de antecedentes y la salud mental de las personas y en la que su sugerencia más destacada fue la de armar a los maestros y otros empleados escolares para ayudar a prevenir futuros ataques, una idea impulsada por la poderosa Asociación Nacional del Rifle, NRA.

  Preguntas preparadas para el presidente.

La tarjeta, con membrete de la Casa Blanca, incluía al menos cinco recordatorios. El quinto, el apunte que no debía olvidar enfatizar: “Los escucho”.

Los otros, algunos de los cuales no se ven completos en las fotos, dicen, en su orden “1: ¿Qué es lo que más quisieran que supiera de su experiencia?”, “2. Qué podemos hacer para ayudarles a sentirse seguros?”, un tercer punto sobre efectividad que no es completamente visible, y “4. ¿recursos?¿ideas?”.

Durante la sesión televisada Trump habló extensamente sobre cómo unos maestros y guardias de seguridad armados podrían asustar a posibles atacantes y evitar más muertes. 

“Si tuvieras un profesor (...) que fuera experto en armas de fuego, podrían terminar el ataque muy rápido”, dijo, aunque reconoció que la propuesta era controvertida. Algunos de los participantes en la reunión indicaron su apoyo, mientras que otros se opusieron.

Mark Barden, cuyo hijo fue asesinado en el tiroteo de Sandy Hook Elementary School en el 2012 en Connecticut, dijo que su esposa, Jackie, una profesora, “les dirá que los maestros de escuela cuentan con responsabilidades más que suficientes en este momento para tener que cargar con la increíble responsabilidad de una fuerza letal que puede quitar una vida”.

Trump, al igual que muchos republicanos, ha defendido el derecho a portar armas que está contemplado en la Constitución de Estados Unidos y fue respaldado por la NRA durante su campaña del 2016.

Edad mínima más alta

Trump apoyó el jueves una edad mínima más alta para comprar ciertas armas de fuego y controles de antecedentes más estrictos, diciendo que "no hay nada más importante que proteger a nuestros hijos", en medio del clamor público por medidas luego del tiroteo en una escuela de Florida.

Trump dijo que habló la noche del miércoles con muchos miembros del Congreso, y citado por The Associated Press afirmó que los legisladores "están estudiando la verificación de antecedentes".

El presidente hizo el comentario al inicio de una discusión de seguridad escolar en la Casa Blanca con funcionarios estatales y locales de todo el país.

A primera hora del jueves, Trump tuiteó su postura más firme sobre el control de armas un día después de una emotiva sesión en la Casa Blanca en la que estudiantes y padres contaron historias desgarradoras de vidas perdidas y suplicaron acción.

El enfoque de Trump en la violencia armada se produce mientras los líderes de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) ofrecieron una enérgica defensa del derecho a portar armas durante la Conferencia de Acción Política Conservadora, en la que instaron a mejorar la seguridad y a permitir armas en las escuelas.

El NRA rápidamente rechazó cualquier conversación sobre elevar la edad para comprar armas largas a los 21 años.

La edad mínima federal actual para comprar o poseer armas es 21, pero el límite es 18 para rifles, incluidas armas de asalto como el AR-15 utilizado por un ex alumno en el ataque de la semana pasada contra una escuela secundaria de Parkland, Florida, que mató a 17 estudiantes y maestros.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que el presidente no respaldaba o descartaba ninguna política específica.

Trump anteriormente ha expresado interés en los esfuerzos para fortalecer el sistema federal de verificación de antecedentes, pero hasta el momento no está claro si respaldaría el cierre de las lagunas que permiten ventas privadas sueltas en Internet y en exhibiciones de armas.

El presidente tiene planeado reunirse el sábado con gobernadores de la nación para tratar el tema de la seguridad escolar y la violencia armada, según informa La Voz de América.

© Ayuntamiento de Albox