28 de Diciembre de 2016 12:38h

La calle de José Antonio García Ramos

La vía donde el popular médico vivía y trabajaba recibió su nombre en un emotivo acto

Nació en Fines y creció en Olula del Río, pero el nombre del médico e investigador José Antonio García Ramos forma ya parte indisoluble de la historia de Albox. Y de su callejero. No obstante, fue en este pueblo donde ejerció su profesión durante más de treinta y cinco años.

Lo hizo en una consulta que siempre tuvo sus puertas abiertas para quien necesitaran cruzarlas. Pocos en Albox recuerdan un paseo por la antigua calle Andalucía y que el portón de su casa, donde tenía su consulta, estuviera cerrado. Desde ayer esa calle es más que nunca su calle. El popular médico, fallecido  el pasado mes de junio, da nombre ahora a esta histórica vía.

Al acto en el que se descubrió la nueva placa acudieron decenas de vecinos, las autoridades locales y la familia del homenajeado. Un reconocimiento póstumo que, emocionados, no se perdieron muchos de los pacientes a los que hace unos meses don José Antonio (como era conocido) recibía en la que era, a la vez, su casa y su consulta, haciéndoles sentir exactamente igual a quienes le visitaban. En su casa y en su consulta.

Palabras de recuerdo

Las sentidas intervenciones dieron fe de la cercanía en el trato de García Ramos, como expresó el alcalde, Francisco Torrecillas. “Don José Antonio ejerció su profesión como médico en Albox. Y digo médico, no funcionario de medicina”, distinguió. Pero además era un gran conocedor de la historia de la medicina desde tiempos ancestrales así como de la provincia; algo a lo que hizo referencia el regidor. “Ha dejado una huella increíble en el aspecto cultural”.

Una de las hijas de García Ramos, Rocío, fue la encargada de recordar la figura de su padre y agradecer el homenaje “en nombre de toda mi familia”. Por esa calle, recordó, “han desfilado cientos (me atrevería a decir que miles) de albojenses a los que nuestro padre no sólo atendía en sus problemas médicos sino que escuchaba y reconfortaba”.

 “El hecho de que esta calle donde nuestro padre siempre tuvo una puerta abierta lleve su nombre, llena de orgullo a esta familia”, concluyó visiblemente emocionada. Las palabras intensas y llenas de cariño hacia José Antonio García Ramos permitieron medir la sincera admiración que otros vecinos sentían por el médico. Fue el caso del exalcalde de Albox y amigo del doctor, José Miras Carrasco que, junto a otros pacientes, intervino en el acto de ayer. “La puerta que siempre estaba abierta al enfermo, al necesitado, al amigo, al intelectual que necesitaba tu consejo; como estuvo siempre abierta tu sabiduría”. La puerta de la calle José Antonio García Ramos. (28/12/201Guillermo Mirón)

© Ayuntamiento de Albox