18 de Marzo de 2018 22:11h

Almería cede la remontada ante el Real Valladolid

ALMERÍA.- La Unión Deportiva Almería fue superior a su rival en todo menos en el marcador final en el partido correspondiente a la jornada treinta y uno de la Liga 1|2|3 disputado ante el Real Valladolid. Los rojiblancos, incisivos y bien plantados con un nuevo dibujo táctico, se adelantaron en el marcador nada más empezar el partido con una jugada a balón parado y se marcharon al descanso con una ventaja que, si bien es cierto el Real Valladolid dispuso de dos ocasiones para igualar, no menos cierto es que los de Lucas Alcaraz pudieron abrir más brecha en el marcador con diferentes contragolpes en los que solo faltó el remate final. En la segunda parte el Almería dispuso de las ocasiones más claras pero no supo rematar el encuentro mientras que, su rival, con dos llegadas lograron voltear el marcador final que acabó con victoria del Real Valladolid (2-1).

A los tres minutos del partido, todavía con la emoción del minuto de silencio en recuerdo de Gabriel, Sulayman ya había inaugurado el marcador tras una jugada a balón parado desde un saque de esquina ejecutado por Rubén Alcaraz; el centrocampista se aprovecha de una pantalla bien trabajada por Morcillo y Joaquín para llegar con todo desde atrás y clavar la pelota en las redes pucelanas. Todo el equipo miró al cielo para dedicárselo a Gabriel e, incluso, el público local respondió con aplausos al gesto cargado de sentimiento.

Bajo un dibujo de tres centrales, el equipo de Lucas Alcaraz evitó que el poderío ofensivo del Real Valladolid entrara en combustión y, al mismo tiempo, generó numerosas superioridades en banda derecha donde Gaspar a pierna cambiada incidío una y otra vez. Contragolpes orquestados, transiciones rápidas y llegadas claras que sin embargo no acabaron en transformarse en goles. Mientras los rojiblancos mandaban en el Estadio José Zorrilla llegó la primera ocasión de los locales, con un balón en profundidad dentro del área que Moyano engancha pero cuyo remate repele René, bien situado y con los reflejos que habitualmente muestra en cada partido. Un aviso aislado dentro de un guión de partido que el cuadro almeriense estaba ejecutando a la perfección. 

No se arrugó el Almería que tras esta ocasión encadenó dos nuevos contragolpes. El primero por la derecha de nuevo con Gaspar Panedero como protagonista cuyo disparo se topó con un defensor vallisoletano y, después, en banda izquierda con Pervis finalizando con un disparo sin ángulo que buscó sorprender a Massip. Bien plantado sobre el terreno de juego y con mucha decisión buscando portería contraria, el Almería quería abir brecha en el luminoso. Pero antes del descanso Jaime Mata conectó con la cabeza un centro lateral en banda derecha que obligó a emplearse a fondo a René Román y que pudo significar el empate.

De esta manera se llegó al tiempo de descanso con un Real Valladolid con dos ocasiones para haber igualado pero con otras tantas por parte de los de Lucas Alcaraz que podrían haber encarrilado el duelo.

En la segunda mitad el Almería fue ambicioso, salió a por el segundo gol y a punto estuvo Pozo de materializarlo. Gran jugada combinativa con un centro por banda derecha que Pozo remató con una volea que Massip evitó que se colara en la meta pucelana. 

El Real Valladolid encontró el empate tras una jugada larga que partió en un saque de esquina que lanzó Óscar Plano y que, tras intentarlo Ontiveros en el segundo palo, en una prolongación al lugar desde donde se había sacado el córner el propio Óscar Plano convertía en un remate cruzado que superó a la zaga rojiblanca para igualar el partido. Los de Luís César Sampedro sacaban de la nada un gol que inauguraba un nuevo partido con más de media hora por delante.

Digirió bien el gol el Almería que atemperó el partido tras unos minutos de relativo dominio local, empujado por el tanto del empate. El encuentro estaba más que controlado cuando, una jugada por banda derecha acaba en un centro que Mata, el máximo goleador de la categoría, remataba sin oposición en el área pequeña a falta de cinco minutos para el final de un partido cuyo marcador ya no se movería.

© Ayuntamiento de Albox